Noticias

Un día con Coco Fernandez y Andrés Wurst

Publicado el : 20 de February de 2013
  

Por: Josemaría Medina / Fotos: Rommel Gonzales

Coco, bicampeón del Quiksilver Pro La Herradura, no es solo uno de los mejores surfers del país sino que también es un apasionado del deporte y todo lo que este abarca. Hombre de pocas palabras, parece que su mente estuviera siempre pensando en las olas y en los tubos perfectos que nuestro país nos regala día a día. Su pasión lo ha llevado a ser director de la única escuela de Alta competencia del país, Surflab, en la cual los alumnos por alguna razón en menos de un año ya corren como profesionales.

Andrés, es un tablista súper radical y profesional. Su estilo es bastante bueno y sus maniobras innovadoras. Es un tipo amable, buena onda. Siempre está empilado para surfear, todo el tiempo con ganas de salir a romper y ser el mejor dentro del agua; no obstante, nunca olvida ser humilde y tratar bien a todos. Él tiene bien en claro que el surf es una manera de expresarse y de pasarla bien.

Estos dos personajes fueron escogidos por Rommel Gonzales y Limasurf para una sesión. Se seleccionaron a dos surfers  con los que nunca hay pierde. Ambos se conocen hace más de 10 años y son grandes amigos.

La playa seleccionada fue Puerto Nuevo. Los dos chargers se levantaron bastante temprano y se reunieron con el equipo de Limasurf.

Viendo a los tablistas bastante empilados estábamos seguros que la sesión iba a ser un éxito. Coco no paraba de hablar de olas, sesiones y tubos durante todo el camino.

Andrés conversaba sobre todo lo que se nos pudiera ocurrir, desde música, amigos, viajes y todas las experiencias que vivió gracias al deporte.

Coco parece mucho más concentrado. “Él siempre es el primero en entrar al agua y el último en salir” nos cuentan amigos cercanos del tablista.

Esto se corroboró en la sesión, no pasaron ni dos minutos desde que llegamos para que Coco ya estuviera en el agua realizando rollers y aéreos en todas las olas.  Andrés, por otro lado, estaba mucho más tranquilo realizando un estiramiento previo, viendo una buena ubicación para romper mientras enceraba la tabla.

Al final cada uno con un estilo distinto de vivir el surf, la rompieron y se divirtieron.

Pudimos ver aéreos por todos lados. La primera sesión duraría más de 3 horas ; sin embargo, fue un error pensar que estos dos moustros del surfing iban a finalizar el día con una sola sesión.

Vamos para Asia escuchamos, y sin más que decir continuamos la sesión!!

 

 

 

 

  

Comentarios

Buscar

Auspicios